Paulina Zamora, tras su medalla de oro: “En El Salvador tenemos la autoestima pisoteada, pero demostramos que se puede | Noticias de El Salvador

0
14


Con solo seis meses de practicar el deporte, la nacional Paulina Zamora está satisfecha del logro obtenido. Está feliz de entrar a la página de oro del deporte nacional

LIMA. El día después de colgarse la dorada, Paulina Zamora se disculpa por estar afónica. ¿Es por festejar tanto? “No, estaba enferma antes de competir. Desde que llegué, el cambio de clima me provocó una gripe algo fuerte. Y me armé de fuerzas y dije no me voy a permitir y tengo que sacar la fuerza”, cuenta. Y es que la medallista panamericana en Fitness Coreográfico, quien compitió enferma de gripe, sigue como el resto de medallistas: sin creer la historia que ha marcado.

“Es algo que me permite darle un mensaje a mi país que amo tanto de que sí se puede. Tenemos el autoestima un poco pisoteada por la historia que tenemos, de una identidad pisoteada, y a todos nos afecta en el autoestima. Es como un mensaje de sí se puede, y no ser víctimas de sus circunstancias. Eso para mí trasciende más”, declaró.

Con 29 años, y dedicada toda su vida a hacer otros deportes como la gimnasia, que tuvo que abandonar por lesiones, y licenciada en Historia del Arte graduada en París, la salvadoreña ha llegado a la cúspide, pero espera seguir rindiendo más. Y el presente, lo vive con intensidad: “Visualizaba o aspiraba a la medalla de oro, pero se me hacía algo demasiado bueno como para suceder. Eso nos pasa mucho a los salvadoreños que nos atrevemos a creer y ponernos metas, pero no demasiado buenas, no aspirar a demasiado porque no nos atrevemos. Cuando se nos hace demasiado bueno, nos da miedo quererlo”.

Foto: Cortesía de Pan Am Games Lima 2019

“Una semana antes de venir, me dije que por qué me daba miedo aspirar a algo demasiado bueno. Nos atrevemos a aspirar a hacer un buen papel o incluso podio, pero no a aspirar a la medalla de oro. Comencé a hacer un trabajo terapéutico conmigo misma, a decirme: ‘Yo sí me lo merezco, y por que soy salvadoreña no me lo merezco más que nadie’. Sí, puedo traer una medalla de oro. Pero soy humana y había momentos en que entraba la duda: ‘¿Será posible?’. Se me hacía irreal y ya cuando la obtuve, incluso, me costó mucho realizar que no estaba soñando. No me la terminaba de creer, como: ‘¿Realmente esto está pasando?, porque es demasiado bueno para ser cierto”, comentó.

Paulina confiesa que como físicoculturista solo tiene seis meses de práctica. “Soy nueva, nuevecita. Yo soy gimnasta, bailarina, y soy atleta de pole fitness, tengo mucha experiencia. Desde los cinco años, no he parado, he competido muchísimo afuera en escenarios grandes, pero jamás se van a comparar con unos Juegos Panamericanos. Para esta preparación, estaba entre dos amores: el fitness coreográfico y las otras cosas que me apasionan. Pero ahorita no tengo bien claro qué voy a hacer, porque me apasionan demasiados deportes, todos vinculados a la danza y gimnasia, pero voy a seguir compitiendo en un deporte o en otro, y quiero seguir obteniendo logros. A mí, me llena mucho, y me veo haciéndolo hasta que el cuerpo ya no me dé”.

Contó que en un mes tiene una competencia de pole, en Las Vegas, en un Festival de Deportes también. Y “tentativamente en los Juegos C.A. y del Caribe, en octubre, pero que está en veremos”.

Sobre su sentir en cuanto a ser una salvadoreña la que gana por primera vez en físico, una disciplina nueva en Panamericanos, afirmó: “Es la coreografía, mi fuerte, que es en la que me identifico más. Así que a mí me enorgullece más decir que yo traje la mejor pieza coreográfica, y soy la mejor de coreográfico del continente. Y trasciende que sea algo histórico porque a mí me gusta hacer cosas en mi vida que trasciendan y que hagan una diferencia y al país”.

Zamora, quien llegó al físico porque buscaba “un plan alimenticio que la ayudara a rendir en el deporte”, y Fabrizio Hernández, presidente de la Federación, vio su “potencial” y creyó en ella. “Y en vista de que eran unos Juegos Pananericanos, no podía decir que no, era algo demasiado bueno para dejar ir, así que así fue”.

La fisicoculturista tiene una academia de pole fitness dijo cómo se ve a futuro: “Siento que vienen cosas grandes. No puedo decir cuáles son, pero sé que sí vienen cosas grandes, y me pienso dejar fluir con lo que venga”.

Foto: Cortesía de Pan Am Games Lima 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí